Mejorar nuestra TV no es solo una ilusión

MEJORAR NUESTRA TV NO ES SOLO UNA ILUSIÓN

La televisión no es una actividad comercial más. Trasciende el ámbito de lo económico y lo tecnológico. Influye favorable o desfavorablemente en lo cultural, lo educativo y en lo social. La Fundación Televisión Educativa sostiene que se puede armonizar el beneficio económico de los empresarios y productores con el beneficio de la audiencia.

Esta Fundación nació de una convicción fundamental: la TV puede y debe ser mejor, sin dejar de lado sus objetivos comerciales y su función de entretenimiento. Esta convicción no es parte de un juicio ilusorio, pues de basa en una realidad donde encontramos que hay excelentes programas que se pueden sostener comercialmente y merecen cómodamente el aplauso de todos.

Quien produce, emite o participa en programas televisivos, tiene en sus manos posibilidad de favorecer o no a la audiencia. Esto significa una gran responsabilidad. Por ello deben ser concientes de que para millares de personas, sobre todo jóvenes y niños, los mensajes que transmiten o las conductas que promueven en sus programas son tomados como modelos o guías.

El soporte de esta actividad es la publicidad. Pero hay que tener en cuenta que, además de vender productos, se están promoviendo ideas, valores y modelos de vida.

Los programas pueden movilizar, en mayor o menor medida, hacia la violencia o hacia la convivencia, hacia lo constructivo o hacia lo negativo. De algún modo los mensajes televisivos influyen, modificando actitudes, hábitos y conductas. Introduciendo ideas o puntos de vista, informando o no sobre determinados acontecimientos, y seleccionando que partes de la realidad enfatizar.

La Fundación Televisión Educativa nació a fines del año 1992, y su objetivo es promover el uso de la televisión como herramienta educativa. Entre sus actividades podemos mencionar un amplio relevamiento de datos nacionales e internacionales sobre el tema, como también el apoyo del programa “Prevención en salud” emitido en CV y realizado por el Estudio El Picadero y profesionales del CEMIC. Asimismo, está trabajando en otros proyectos, entre ellos Alfabetización Audiovisual o Educación para la Comunicación.

Como un importante emprendimiento para la divulgación de los objetivos de nuestra fundación, surgió el Premio FUND TV, instituido anualmente para dar un reconocimiento público a los mejores programas televisivos que hagan mayores aportes educativos.